13 junio 2009

Después de la tormenta...

...llega el copón

¿Qué llega? Pues llega lo que proceda...nada de calma, esto no funciona así. Si procede más tormenta...así será. Hace poco alguien me recordaba lo que le ocurre a muchas mujeres cuyo embarazo no es del todo fácil...al tener a su criatura, entran en una profunda depresión en la que tanto esfuerzo no parece tener recompensa, parece que el fin no llega del todo. Parece que lo que tanto se estaba esperando, lo tienes delante de ti, y no se inmuta, no te llena. Por suerte sólo lo parece. La realidad es que no estás en condiciones de percibirlo y lo cierto es que no dejo de acordarme de esta situación :)

Pronto se recuperan esas condiciones y capacidades que tenemos de fábrica, y podemos percatarnos de todo. Pero hasta entonces, no es fácil, parece que la tormenta se prolonga. Es importante estar rodeado de gente que te quiera. Palabras mayores :)
Gracias^^

Si sientes que la tormenta se hace muy larga...grita COPÓOOOOOOOOON, que no cambia nada pero te quedas de un ancho...^^

2 certezas:

marieta dijo...

gran consejo!!!! lo tendré muy en cuenta ^^

y muy bien dicho, después de la tormenta llega la calma unas narices!! que se entere el tonto que se inventó el dicho¬¬




xiqueeeeeeeeeeet tu lugar es un sitio genial para enfelizarse :) no lo abandondes nunca por el bien de la humanidad!!!

SerendipitY dijo...

Después de la tormenta siempre tiene que llegar la calma por coj...!! Lo que si puede ser, es más larga de lo que uno se piensa!!
Un detalle que tenemos nosotros en contra de nuestra tormentas es que si podemos hacer algo para que se acorten, sólo que solemos hacer como con el tiempo, esperar cobijados a que se pase!

PD: te he dicho ya que me encanta la portada de arriba de tu blogs? :P