21 junio 2011

La primavera trompetera se marchó


Igual que los tristes cielos grises comienzan a amontonarse en la memoria del calendario allá por el mes de noviembre y nos facilita la comprensión de que el otoño invernalizado está sobre nosotros, ahora las flores empiezan a llorar gotas de espeso recuerdo primaveral, los asfaltos comienzan a teñirse de un halo ardiente y nuestros cuerpos se lanzan a la calle con la lívido a flor de piel. El calor ya está aquí y detrás dejamos los pesados ropajes oscuros. Nos envolvemos en coloridos trapetes escasos y ligeros. Huele a tardes de recreo allá donde nuestro periodo vacacional se haya permitido trasladarse. Yo como siempre... en mi San Juan post-natal.


Yo como siempre... por las calles de mi Universidad natal, donde cada año veo florecer y morir estas curiosas ninfas de dorada cresta que, sin ninguna duda, cabalgan por los prados académicos en las noches primaverales ya pasadas. Ahora es hora de morir... las noches veraniegas no serán tan bellas, ni tan deslizantes, el mejor recuerdo que puede quedarles de su corta vida... son las ya amontonadas noches de los meses pasados en el calendario que todavía nos guía. Ánimo ninfas aparentemente estáticas... volad antes de que el astro rey os haga agachar vuestra hermosa cabeza.


Hasta el año que viene ninfas... bienvenido verano.

1 certezas:

Vic dijo...

Gracias Fran, otro abrazo para ti desde el lejano, exótico, caluroso, pintoresco, veraniego y querido valle de Elda.